“El objetivo de las sanciones era debilitar la economía rusa”